Alas y Azares, por Paulo Leminski

¿Volar con el ala herida?
Abran las alas cuando yo hablo.
¿Qué más hice en la vida?
Hice, poco,
cuando el tiempo
estaba todo de mi lado
y lo que se llama pasado, pasatiempo, pesadilla,
sólo existía en los libros.
Hice, después, dueño de mí,
cuando tuve que escoger entre un abismo,
el comienzo,
y esa historia sin fin.
Ala herida, ala herida,
mi espacio, mi héroe.
El ala arde.
Volar, eso no duele.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s