Radya. Retratos que se ven luego de una bomba molotov.

La obra Fuego Eterno, del artista callejero ruso Radya está cargada de sentimientos y simbolismo. Está realizada en memoria de los soldados muertos en la Segunda Guerra Mundial. Sobre las paredes de un hospital abandonado utilizado para atender a los heridos durante toda la guerra, están estos retratos de seis soldados realizados con vendas de tela sobre madera, que pueden verse luego de que una bomba molotov cae sobre ellos y los incendia. Cada elemento que constituye esta obra tiene un significado y es muy interesante.

A continuación, las imágenes del proceso:

Sigue leyendo